Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Puede el empleador medir la temperatura corporal de los trabajadores e impedir el acceso?

En el contexto actual de la enfermedad de COVID-19, y únicamente por razones de protección de la salud propia y de terceros, las mediciones de la temperatura corporal pueden realizarse en los trabajadores con fines de acceso y estancia en el lugar de trabajo, pero está expresamente prohibido registrar la temperatura corporal asociada a la identidad de la persona, excepto con la autorización expresa de la persona.

Si las mediciones de temperatura son más altas que la temperatura corporal normal a), se puede impedir que esta persona acceda al lugar de trabajo.

El legislador ha definido un criterio que puede ser ambiguo.

El SNS24, citando dgs / INEM, informa que la temperatura corporal normal está entre 36 y 37o C, dependiendo de varios factores (Fuente: enlace).

En el caso de autos, el legislador parece evaluar una posible situación de fiebre.

Para ello, se recomienda leer el manual publicado por DGS «MEDIDAs de prevención de SALUD Y TRABAJO de COVID-19 en empresas», que considera temperaturas corporales de fiebre iguales o superiores a 38oC. El manual se puede encontrar en el enlace.

Ir arriba