Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Está previsto el apoyo laboral del gobierno a las empresas?

Sí, lo son, a pesar de que están en constante regulación. Presentaremos la versión actualizada el 27 de marzo, ya que se ha derogado el régimen inicial de»desconexiónsimplificada».

Se ha definido un conjunto de medidas para las empresas en situación de crisis empresarial,que se caracteriza por uno de los siguientes supuestos:

  1. mediante una declaración dela empresa, que acredite el cierre total o parcial de la empresa o establecimiento, resultante del deber de cerrar instalaciones y establecimientos de conformidad con las condiciones previstas a tal efecto;
  2. Tras la declaración de la empresa junto con el certificado del contador certificado de la empresa,que acredite:
    • Cese total de la actividad de la empresa o establecimiento resultante de la interrupción de las cadenas de suministro globales, suspensión o cancelación de pedidos;
    • el caída brusca de al menos el 40% del volumen de negociosen el 30 días antesde la solicitud a la Seguridad Social, con referencia a la media mensual de los dos meses anteriores a ese período, o comparada con el mismo período del año anterior o, para aquellos que iniciaron la actividad hace menos de 12 meses, a la media de ese período.

Para acceder a la ayuda, el empleador debe, demostrablemente, tener las situaciones contributivas y fiscales regularizadas ante la Seguridad Social y la Autoridad Fiscal y Aduanera. Sin embargo, hasta el día hasta el 30 de abril de 2020, los empleadores pueden acceder excepcionalmente al apoyo a la deuda en marzo de 2020.

Las entidades beneficiarias podrán ser inspeccionadas a posteriori y deberán probar en ese momento los hechos en los que se basó la solicitud y sus renovaciones, y podrán solicitarse los siguientes documentos:

  • Balance contable para el mes de apoyo y otros períodos en comparación;
  • «devolución del IVA» para el mes de ayuda y los dos meses inmediatamente anteriores, en el caso de un acuerdo mensual; o Declaración del último trimestre de 2019 y del primer trimestre de 2020, en el caso de un régimen trimestral;
  • Documentos que demuestren la cancelación de pedidos o reservas, lo que resulta en la reducción del uso de la empresa o unidad afectada en más del 40% de su capacidad de producción o ocupación en el mes siguiente a la solicitud de ayuda (cuando proceda);
  • Pruebas justificativas adicionales que se fijarán por orden del miembro del Gobierno del área de trabajo y seguridad social.

Notas:
(a) El cálculo de la compensación retributiva tiene en cuenta las prestaciones de remuneración normalmente declaradas para la seguridad social y normalmente recibidas por el trabajador en relación con la remuneración básica, las primas mensuales y las asignaciones mensuales regulares.

b) La inclusión de nuevos trabajadores durante el período de concesión de ayudas extraordinarias para el mantenimiento de los contratos de trabajo, que además de los identificados en la solicitud inicial, se realiza mediante la entrega de un nuevo expediente adjunto, y el pago de la ayuda concedida para el período restante.

Los trabajadores por cuenta propia que sean empleadores podrán acceder a la ayuda que se indica a continuación con adaptaciones apropiadas.

La información pertinente que demuestre los supuestos debe conservarse durante un período de tres años.

Apoyo extraordinario al mantenimiento de contratos de trabajo en situación de crisis empresarial («Régimen simplificado de desconexión»)

El Gobierno ha establecido un régimen simplificado de colocación si se presenta una suspensión de la actividad relacionada con el brote DE COVID-19, en casos de«crisisempresarial» comprobada, y puede optar por la reducción del tiempo normal de trabajo o la suspensión de los contratos de trabajo.

El apoyo extraordinario al mantenimiento de un contrato de trabajo en una empresa en situación de crisis empresarial adopta la forma de apoyo financiero, por trabajador, asignado a la empresa, destinado exclusivamente al pago de una remuneración. La empresa sólo puede tener una parte de sus establecimientos bajo este apoyo, así como tener en el mismo establecimiento trabajadores con reducción y otros con suspensión del contrato.

Esta medida puede ser acumulativa con la aplicación de un aprobadopor el Instituto de Empleo y Formación Profesional (IEFP), que prevé una 30% x Apoyo Social Indexante (131,64 euros), la mitad para el trabajador y la otra mitad para el empleador (65,82 euros),con el apoyo del IEFP.

Inicialmente, la prórroga de la ayuda estaba supeditada al disfrute del límite máximo de vacaciones anuales y cuando el empleador ha adoptado los mecanismos de flexibilidad de las horas de trabajo previstos por la ley. Estas limitaciones han sido derogadas.

Reducción o suspensión en una crisis empresarial

En una situación de crisis empresarial, el empleador puede reducir temporalmente las horas de trabajo normales o suspender los contratos de trabajo;

En caso de reducción del tiempo normal de trabajo, se mantienen los derechos, deberes y garantías de las partes, de conformidad con las disposiciones del Código del Trabajo;

En caso de suspensión del contrato de trabajo, se mantendrán los derechos, deberes y garantías de las partes que no presuponen la ejecución efectiva del trabajo, de conformidad con las disposiciones del Código de Trabajo;

Este régimen prevé una remuneración ilíquida al trabajador de 2/3 de su remuneración ilíquida normal, nunca inferior a la RMMG (635 o) y con un límite máximo de 3 RMMG (1.905 euros), con una duración de un mes, de los cuales el 70 % fue garantizado por el Instituto de la Seguridad Social y el 30 % garantizado por el empleador;

En caso de reducción del tiempode trabajo normal, se garantizará el derecho al salario respectivo, calculado como proporción de horas de trabajo. Sin embargo si el salario ganado por el trabajador es inferior a 2/3 de su remuneración normal ilíquida o inferior a la RMMG correspondiente a su tiempode trabajo normal, lo que sea mayor, el trabajador derecho a una indemnización retributiva igual a la diferencia entre el salario ganado y uno de estos importes, según corresponda.

En cualquier caso, los importes pagados o puestos a disposición se consideran ingresos del trabajo y están sujetos a retención en origen, de acuerdo con las tablas del irs vigentes, así como a la contribución del trabajador a la seguridad social.

Las becas de formación, las prácticas y equivalentes en la actividad normal, no estarán sujetas a pérdidas o reducciones de la indemnización retributiva, ya que no constituyen relaciones contractuales laborales.

Durante el período de ausencia justificada, el becario tiene derecho a la subvención cuyo coste asuéltea el IEFP, siempre que no esté cubierto por otras medidas de protección en el estado de excepción, suspendiendo los efectos sobre los contratos, a menos que los contratos de prácticas sean inferiores a 15 días hábiles, y el pago de ausencias justificadas hasta su expiración sea debido.

El apoyo extraordinario puede ser excepcionalmente prorrogable mensualmente hasta un máximo de 3 meses, contrariamenteal período de 6 meses en la «versión anterior». Existe una posible posibilidad de prórroga dependiendo de la evolución de la pandemia.

Cómo proceder:

  • Evaluar el marco jurídico;
  • comunicar por escrito a los trabajadores la decisión de solicitar un apoyo extraordinario para el mantenimiento de los puestos de trabajo, indicando la duración previsible, los delegados sindicales y los comités de trabajadores escuchados cuando existen;
  • Enviar inmediatamente la solicitud a la seguridad social, acompañada de una declaración de la Administración y el certificado del Contador Certificado en los casos aplicables, así como una lista nominativa de los trabajadores cubiertos y su número de seguro social .

Las solicitudes presentadas a su debido tiempo en virtud de la Ordenanza No 71-A/2020, de 15 de marzo, es decir, antes de la entrada en vigor del actual modelo simplificado decolocación, el 27 de marzo, a los efectos de la aplicación de la ayuda financiera prevista en el mismo, mantienen su eficacia.

En un principio,el beneficiario de dicha medida podía instruir al trabajador para que realizara, con carácter temporal, funciones no incluidas en el contrato de trabajo, siempre que ello no supusiera un cambio sustancial en la situación del trabajador, y que estuviera orientado a la viabilidad de la empresa. Esta posibilidad ha sido revocada.

Plan Extraordinario de Capacitación

Para las empresas que no han utilizado el anterior beneficio simplificado dereparto, pueden acceder a un apoyo extraordinario parala formación profesional a tiempo parcial cumpliendo con un plan de formación que debe cumplir con ciertos requisitos (a).

Esta medida tiene como objetivo mantener sus puestos de trabajo y fortalecer las capacidades de sus trabajadores para actuar preventivamente sobre el desempleo, apoyando la formación de los trabajadores sin ocupación en actividades productivas durante períodos considerables, cuando están vinculadas a empresas cuya actividad se ha visto gravemente afectada por COVID-19.

La ayuda extraordinaria que debe asignarse a cada trabajador afectado está respaldada por el IEFP, y se concede sobre la base de las horas de formación atendidas, hasta un límite del 50 % de la remuneración ilíquida, con el límite máximo de la RMMG (635 euros).

A tal fin, el empleador comunicará a los trabajadores por escrito la decisión de iniciar un plan de capacitación y la duración previsible de la medida, enviando inmediatamente información al IEFP, I.P., acompañada de una declaración de la Administración y un certificado del Contador Certificado.

Las solicitudes para el plan de formación financiado y aprobado por el Instituto de Empleo y Formación Profesional se abrieron el 3 de abril de 2020.

(a) Requisitos del Plan de Capacitación:

• Implementarse en conjunto con la entidad, estando a la up the IEFP, su organización, y se puede desarrollar a distancia cuando sea posible y las condiciones lo permitan;

• Contribuir a la mejora de las competencias profesionales de los trabajadores, siempre que sea posible aumentando su nivel de cualificación, y contribuir a aumentar la competitividad de la empresa;

• Corresponder a las modalidades de cualificación previstas en el Sistema Nacional de Cualificaciones;

• • Su duración no excederá del 50 % del tiempo normal de trabajo durante el período en el que tenga lugar;

• • El número mínimo de aprendices que se integrarán en cada acción de formación se define mediante un acuerdo entre el IEFP y el empleador.

Incentivo financiero extraordinario para apoyar la normalización de la actividad de la empresa

Los empleadores que se benefician de las medidas anteriores tienen derecho a un incentivo financiero extraordinario para apoyar la reanudación de la actividad de la empresa.

Será otorgado por el IEFP, pagado a la vez y con el valor de un RMMG (635 euros) por trabajador.

Para acceder al incentivo, el empleador presenta una solicitud al IEFP, acompañada de una declaración de la Administración y un certificado del Contador Certificado.

Exención temporal del pago de los gastos de la empresa por la Seguridad Social

Empleadores que entran dentro de las situaciones de «plan extraordinario de formación o que sean beneficiarios de incentivos financieros extraordinarios (a continuación), tienen derecho a una exención total del pago de las cotizaciones a la seguridad social al empleador para los trabajadores interesados y los miembros de los órganos estatutarios durante la duración de las mismas.

Los empleadores entregarán las declaraciones de autopago relativas a los trabajadores interesados y pagarán las contribuciones respectivas.

La exención del pago de las cotizaciones de los trabajadores afectados se reconoce de oficio,en particular sobre la base de la información facilitada por el IEFP.

Nota: La exención sólo se aplica a la carga del empleador, por regla general, 23.7, manteniendo la contribución del trabajador, por regla general, 11.

La fecha de apertura de las solicitudes para el incentivo financiero extraordinario será anunciada en breve por el Instituto de Empleo y Formación Profesional.

En un momento hubo una controversia en torno a la exención temporal, ya que la Seguridad Social estaba limitando su aplicación.

Los términos publicados en el Business Briefing hicieron una interpretación correcta de los diplomas publicados, y la Seguridad Social actualizó la información en su sitio web el 25/04.

Incumplimiento y reembolso del soporte

El incumplimiento de las condiciones y obligaciones establecidas en las medidas establecidas en las medidas establecidas implica el cese de los requisitos y la devolución de los pagos indebidos.

Durante el período de aplicación de las medidas de apoyo antes mencionadas, así como en los próximos 60 días, el empleador de que se trate no podrá rescindir contratos de trabajo en virtud de las modalidades de despido colectivo o despido por rescisión del puesto de trabajo, previstas en los artículos 359 y 367 del Código del Trabajo.

También deben cumplirse los siguientes criterios:

  • (a) el cumplimiento no puntual de las obligaciones retributivas que se le adeudan a los trabajadores;
  • b) Incumplimiento por parte del empleador de sus obligaciones legales, fiscales o contributivas;
  • (c) la distribución de los beneficios durante la duración de las obligaciones derivadas de la concesión del incentivo, en cualquier forma, en particular como reintegro de cuenta;
  • d) Incumplimiento, atribuible al empleador, de las obligaciones asumidas dentro de los plazos establecidos;
  • (e) la provisión de declaraciones falsas;
  • f) Prestación de trabajo al propio empleador por parte de un trabajador cubierto por la medida de apoyo extraordinario para el mantenimiento de un contrato de trabajo en forma de suspensión del contrato, o más allá de las horas establecidas, en forma de reducción temporal del tiempo de trabajo normal.
  • g) La siguiente limitación prevista en el Código del Trabajo no se aplica: «Durante el período de reducción o suspensión, el empleador no podrá proceder a la admisión o renovación de un contrato de trabajo para cubrir un puesto de trabajo que pueda ser asegurado por un trabajador en una situación de reducción o suspensión.»

Las medidas establecidas son acumulativas con otras ayudas y pueden ser financiadas por la Comunidad y se le aplicarán las disposiciones comunitarias y nacionales.

Ir arriba