Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Deben cumplirse los procedimientos de observancia fiscal de las empresas y los particulares?

No, ya que están suspendidos. Sin embargo, los contribuyentes pueden, si lo desean, pagarles.

La Dirección de Servicios de Gestión de Créditos Tributarios ha publicado las siguientes aclaraciones:

  • La suspensión de los procedimientos ejecutivos resultante del Decreto-Ley No 10-F/2020, No y 10- G/2020 ambos de 26 de marzo, en relación con el Artículo 7.1) de la Ley No 1 A/2020 abarca a todos los contribuyentes;
  • Durante este período, la Administración Tributaria no realizará ningún acto coercitivo;
  • Todos los procesos activos de aplicación de impuestos serán suspendidos sin ninguna intervención de los contribuyentes;
  • El recuento de intereses de demora se suspenderá durante el período en que se mantenga la suspensión;
  • Independientemente de si el procedimiento se suspende, siempre se puede solicitar el pago de cuotas;
  • Si los pagos de beneficios no se realizan durante este período, no habrá exclusión, ni se enviarán notificaciones de incumplimiento;
  • La suspensión en virtud de este régimen excepcional no da lugar a la situación fiscal regularizada, sin perjuicio de los certificados de situación fiscal regularizados emitidos durante el mes de abril de 2020, no cubren las deudas contraídas durante el mes de marzo. Es decir, importes impagados cuyo plazo de pago sea del 29 de febrero al 30 de marzo.

El acceso a la publicación completa de la Dirección de Servicios de Gestión de Créditos Tributarios se puede realizar a través del enlace.

Ir arriba